Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2014;67:754-64 - Vol. 67 Núm.09 DOI: 10.1016/j.recesp.2014.04.011

Técnicas de imagen en la evaluación de la función y cicatriz tras el infarto

Eduardo Pozo a,b, Javier Sanz a,

a The Zena and Michael A. Wiener Cardiovascular Institute and Marie-Josee and Henry R. Kravis Center for Cardiovascular Health; Icahn School of Medicine, New York, Estados Unidos
b Servicio de Cardiología, Hospital Universitario de La Princesa, Madrid, España

Palabras clave

Infarto de miocardio. Técnicas de imagen. Función ventricular. Cicatriz.

Resumen

Las pruebas de imagen resultan esenciales en la valoración clínica de los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio. Permiten no solo evaluar el daño isquémico inicial, sino además detectar subgrupos de pacientes con mayor riesgo de eventos en la evolución. La ecocardiografía sigue siendo el test inicial de elección, capaz de facilitar a pie de cama predictores potentes como los volúmenes ventriculares, la función ventricular general y segmentaria o la presencia de regurgitación valvular. Nuevas técnicas de estudio de la mecánica ventricular, fundamentalmente de la deformación miocárdica, están mostrando aspectos relevantes de la adaptación ventricular tras el infarto. La principal técnica alternativa a la ecocardiografía es la cardiorresonancia magnética, cuya principal ventaja es, aparte de su exactitud en la determinación de los volúmenes y la función ventriculares, la capacidad de caracterizar el miocardio y demostrar procesos que el daño isquémico conlleva, como necrosis/fibrosis, edema, obstrucción microvascular o hemorragia intramiocárdica. Esto no solo permite detectar y cuantificar el tamaño del infarto, sino que pone de manifiesto ciertas características del tejido infartado con valor pronóstico adicional.