Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2015;68:943-50 - Vol. 68 Núm.11 DOI: 10.1016/j.recesp.2014.09.027

Significado pronóstico y evolución a largo plazo de la frecuencia cardiaca en los pacientes con trasplante cardiaco

Eduardo Barge-Caballero a,b,, Jesús Jiménez-López a, Sergio Chávez-Leal a, Gonzalo Barge-Caballero a,b, María Jesús Paniagua-Martin a,b, Raquel Marzoa Rivas a,b, Zulaika Grille-Cancela a, José Joaquín Cuenca-Castillo a,b, Alfonso Castro-Beiras a,b, María G. Crespo-Leiro a,b

a Servicio de Cardiología, Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, A Coruña, España
b Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (INIBIC), A Coruña, España

Selección del Editor

Contenido Relacionado

Palabras clave

Trasplante. Pronóstico. Frecuencia cardiaca.

Resumen

Introducción y objetivos

Estudiar la evolución y el significado pronóstico de la frecuencia cardiaca tras el trasplante cardiaco.

Métodos

Estudio observacional de 170 pacientes que recibieron un trasplante cardiaco bicavo entre 1995 y 2005; todos estaban en ritmo sinusal. La frecuencia cardiaca en reposo se determinó a partir de electrocardiogramas al final del primer año tras el trasplante y anualmente hasta el décimo año. Mediante análisis de Cox, se evaluó la incidencia de eventos adversos en un seguimiento medio de 8,9 ± 3,1 años. El evento principal del estudio fue la variable combinada muerte o disfunción del injerto.

Resultados

La frecuencia cardiaca en reposo, medida al final del primer año tras el trasplante, fue un predictor independiente del evento combinado principal (hazard ratio = 1,054; intervalo de confianza del 95%, 1,028-1,080; p < 0,001). Se observó una asociación estadísticamente significativa con la mortalidad total (hazard ratio = 1,058; intervalo de confianza del 95%, 1,030-1,087; p < 0,001) y con la mortalidad por causas cardiacas (hazard ratio = 1,069; intervalo de confianza del 95%, 1,026-1,113; p = 0,001), pero no con la disfunción del injerto (hazard ratio = 1,028; intervalo de confianza del 95%, 0,989-1,069; p = 0,161). Para los pacientes con frecuencia cardiaca ≥ 105 y < 90 lpm frente a aquellos con 90-104 lpm, las hazard ratio del evento principal fueron, respectivamente, 2,233 (intervalo de confianza del 95%, 1,250-3,989, p = 0,007) y 0,380 (intervalo de confianza del 95%, 0,161-0,895; p = 0,027). Este parámetro presentó una tendencia decreciente en los primeros 10 años del trasplante (p = 0,001). Los pacientes con incremento neto de frecuencia cardiaca en el seguimiento mostraron mayor incidencia de eventos adversos.

Conclusiones

La frecuencia cardiaca elevada es un marcador pronóstico adverso tras el trasplante cardiaco.