Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2009;62(12):1482-93 - Vol. 62 Núm.12 DOI: 10.1016/S0300-8932(09)73140-9

REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA 2009: reflexiones editoriales

Fernando Alfonso a, Javier Bermejo b, Magda Heras c, Javier Segovia b

a Editor Jefe. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA.
b Editor Asociado. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA.
c Editora de Suplementos. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA.

Artículo

En esta ya clásica «Página del Editor» del mes de diciembre resumimos para nuestros lectores los datos de actividad y los principales resultados bibliométricos obtenidos por REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA en 2009. Además este año, de forma especial, añadimos algunas consideraciones generales sobre los logros conseguidos por la Revista en los últimos 6 años y unas reflexiones finales sobre nuestra política editorial1-11. Esta información fue presentada durante la reunión anual del Comité Editorial de la Revista en el seno del Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) celebrado en Barcelona.

ASPECTOS BIBLIOMÉTRICOS Y DATOS DE ACTIVIDAD

Índices bibliométricos

Una vez más, este año hemos logrado una mejora muy importante de nuestro factor de impacto: 2,880 (fig. 1). Ello representa un crecimiento del 30% con respecto al buen factor de impacto obtenido el año anterior (2,207). El incremento obtenido en este popular índice bibliométrico sitúa a nuestra Revista entre las más atractivas publicaciones internacionales del área cardiovascular. Sólo las revistas de mayor prestigio son incluidas en el exclusivo «club» de publicaciones cardiovasculares seleccionadas por el Institute for Scientific Information (ISI), cuyos datos son analizados y comparados anualmente en el Journal Citation Reports (JCR)12. Nuestra situación relativa también ha mejorado claramente y nos encontramos ya en la posición 27 de entre las 78 revistas internacionales cardiovasculares más prestigiosas que han sido evaluadas en 2008, es decir, estamos en la mitad superior del segundo cuartil en cuanto a factor de impacto. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA no sólo es la revista de biomedicina en español con mayor factor de impacto, sino que este año afianza su liderazgo entre las revistas de nuestro entorno con respecto a este índice8-11.

Fig. 1. Evolución del factor de impacto de REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA.

Fig. 1. Evolución del factor de impacto de REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA.

Los editores estamos muy satisfechos de comprobar que el número de citas que reciben los artículos publicados en la Revista crece ininterrumpidamente. Así, durante el año 2008, REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA recibió un total de 602 citas (desde revistas indexadas por el ISI) a sus artículos más recientes (años 2006 y 2007), lo que representa un incremento del 38% respecto al año anterior (con 437 citas recientes). Además, el número de citas «externas» recientes recibidas por nuestra publicación —desde otras revistas internacionales indexadas por el ISI— también ha aumentado de forma muy importante (276 en 2008, frente a 180 en 2007), con un incremento notable, de un 53%8-11. Es un hecho bien conocido que las revistas de sociedades científicas nacionales publicadas en una lengua diferente del inglés sistemáticamente presentan un alto componente de autocitación, y que este comportamiento es perfectamente natural, tanto desde el punto de vista editorial como del científico12. Sin embargo, es muy gratificante ver que nuestras citas externas contribuyen cada vez más al crecimiento del factor de impacto. Incluso si únicamente consideráramos como válidas las citas externas, la evolución de nuestro teórico «factor de impacto externo»11 no sólo muestra una progresión altamente satisfactoria, con un crecimiento del 45% (fig. 2), sino que supera ya al factor de impacto completo o clásico (que incluye las autocitaciones) que obtienen la mayoría de las revistas cardiovasculares de sociedades nacionales europeas.

Fig. 2. Evolución de un teórico factor de impacto «externo» en el que únicamente contasen como válidas las citas recibidas desde otras revistas.

Fig. 2. Evolución de un teórico factor de impacto «externo» en el que únicamente contasen como válidas las citas recibidas desde otras revistas.

Finalmente, el número «total» de citas (a artículos de cualquier año previo) recibidas por nuestra Revista también se incrementó muy significativamente (en un 43%) durante 2008 (1.705 frente a 1.195 citas en 2007), lo que confirma el interés que siguen suscitando nuestros contenidos a pesar del paso del tiempo (vida media de las citas recibidas, 3,8 años). Por otro lado, el índice de inmediatez (citas recibidas en 2008 a artículos publicados durante ese mismo año), fiel reflejo del dinamismo editorial de una publicación, ha sido de 0,517 y nos sitúa en el puesto 31 de entre las 78 revistas cardiovasculares evaluadas por el ISI.

En resumen, nuestros artículos son cada vez más citados desde otras publicaciones internacionales, lo que garantiza nuestra influencia en el avance del conocimiento científico y confirma la credibilidad alcanzada por la revista8-11.

Artículos recibidos

En 2009 se ha recibido un total de 725 artículos para valoración (crecimiento del 13%) (fig. 3). Este aumento también se constata cuando analizamos exclusivamente los artículos originales (291 en total; incremento del 16% con respecto al año pasado). El constante crecimiento del número de artículos recibidos a lo largo de los últimos años confirma el atractivo de nuestra publicación para todos los investigadores del área cardiovascular. También ha habido un importante crecimiento de los manuscritos de origen extranjero, con 222 artículos, que ya representan el 31% de todos los manuscritos que recibimos. Destaca la contribución de países como Argentina, con 30 documentos, y de Italia y Estados Unidos, con más de 15 documentos cada uno, que por primera vez superan a países latinoamericanos que clásicamente han contribuido de forma más importante (México o Colombia, con 12 documentos). Lo que más llama la atención es el crecimiento exponencial de los manuscritos recibidos en inglés, que fueron 148 (el 20% del total), con un incremento del 51% respecto a 2008 y de un 160% respecto a 20078-11 (fig. 4).

Fig. 3. Evolución del número «total» de artículos recibidos. *Datos de 2009 estimados en los últimos 3 meses.

Fig. 3. Evolución del número «total» de artículos recibidos. *Datos de 2009 estimados en los últimos 3 meses.

Fig. 4. Crecimiento exponencial de los manuscritos enviados directamente en inglés.

Fig. 4. Crecimiento exponencial de los manuscritos enviados directamente en inglés.

Evaluación de manuscritos, recomendaciones y tiempos de publicación

El incremento del número de manuscritos recibido por la Revista ha supuesto una sobrecarga adicional para nuestros evaluadores, que han realizado una febril actividad en labores de peer review. De hecho, los tiempos medios para contestar a una primera valoración no han mejorado con respecto al año pasado (mediana de 15 días ambos años), aunque siguen siendo mucho mejores que los obtenidos en todos los años precedentes. Sin embargo, en muchos casos estamos lejos de nuestro objetivo de 15 días, plazo indicado en nuestra carta de invitación para los evaluadores. Además, el número de evaluaciones solicitadas a colaboradores externos a los actuales miembros del Comité Editorial sigue creciendo cada año8-11 y en 2009 alcanzaron ya el 55% del total. En la tabla 1 presentamos la relación de los colaboradores externos a nuestro Comité Editorial que de forma desinteresada han evaluado trabajos este año. Es justo reconocer aquí que su labor ha sido trascendental para el correcto funcionamiento de la Revista y queremos expresarles nuestro más sincero agradecimiento. Este hecho, unido al marcado incremento del número de manuscritos recibidos en inglés (que deben ser evaluados en esa lengua), confirma la sobrecarga que actualmente existe en el proceso de peer review y refuerza nuestra idea, que ya adelantábamos el año pasado, sobre la conveniencia de modificar la composición del Comité Editorial11. La tabla 2 presenta a los evaluadores elegidos como «Revisores de Élite» del año 2009 por la excelencia de su trabajo13.

TABLA 1. Relación de colaboradores de REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA

TABLA 2. Revisores de Élite

En relación con lo anterior, este año nuestros tiempos totales de publicación (tiempo de aceptación más tiempo de aceptación a publicación) se han mantenido parecidos a los del año anterior (298 días de media). Esto se ha debido a que el ligero retraso en los tiempos de aceptación no se ha visto compensado por la mejora obtenida en los tiempos de publicación. En cualquier caso, en general nuestros tiempos siguen siendo altamente competitivos y son casi equivalentes a los tiempos totales de publicación de revistas de mayor prestigio como European Heart Journal y Circulation (275 y 272 días respectivamente, en estimaciones obtenidas con los datos de los artículos publicados en los primeros 6 meses de 2009).

El incremento del número de manuscritos recibidos, unido a las valoraciones cada vez más críticas de nuestros revisores (este año han vuelto a disminuir las recomendaciones —en primera valoración— de aceptación [3%] o de pequeños cambios [22%], mientras que han aumentado las recomendaciones de grandes cambios [34%] o de rechazar directamente [41%]), condiciona la progresiva reducción de la tasa de aceptación final. Así, de todos los manuscritos originales que recibimos para valorar en el año 2008, finalmente sólo se aceptó un 30% (fig. 5).

Fig. 5. Porcentaje de aceptación de artículos originales *Datos de 2009 estimados en los últimos 3 meses.

Fig. 5. Porcentaje de aceptación de artículos originales *Datos de 2009 estimados en los últimos 3 meses.

Premios y difusión

Todas las Secciones Científicas de la SEC otorgan al menos un premio a los mejores artículos publicados en REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA (tabla 3 y fig. 6). Este año, a pesar de la crisis económica, hemos logrado mantener la cuantía total de los premios entregados a los autores de los mejores trabajos científicos (80.900 euros). Queremos agradecer a las Secciones Científicas y al Comité Ejecutivo de la SEC su apoyo en esta iniciativa, que pretende ser un estímulo adicional para fomentar la investigación cardiovascular de calidad que necesariamente debe culminar con la publicación de un artículo científico8-11.

TABLA 3. Relación de artículos publicados en REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA premiados en 2009

TABLA 3. Relación de artículos publicados en REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA premiados en 2009 (continuación)

Fig. 6. Premios concedidos por la Sociedad Española de Cardiología y las Secciones Científicas a los mejores artículos publicados en REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA.

Fig. 6. Premios concedidos por la Sociedad Española de Cardiología y las Secciones Científicas a los mejores artículos publicados en REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA.

Todos los años destacamos que nuestras ediciones electrónicas constituyen la mejor herramienta de difusión de los artículos y que el crecimiento en visitas y PDF descargados es exponencial8-11. Además, la reciente inclusión de nuestros contenidos en ScienceDirect ofrece la posibilidad de llegar a muchos más lectores potenciales. La página web de la SEC, que se ha mejorado mucho, proporciona una herramienta adicional para facilitar la visibilidad y la difusión de nuestros artículos. Finalmente, el reconocimiento de PubMed a nuestra edición electrónica en inglés ha mejorado. Hasta ahora, PubMed clasificaba inicialmente (PubMed «in process») a nuestra revista como «Spanish-English», pero meses después, en su clasificación definitiva, nuestros títulos eran presentados entre corchetes y el idioma con el que quedaban clasificados únicamente era el español. Este año, por primera vez, hemos conseguido que PubMed nos mantenga como revista en españolinglés en su clasificación definitiva. Confiamos en que este cambio facilite la difusión de nuestros contenidos, ya que a partir de ahora los artículos no serán eliminados por los investigadores internacionales que incluyan el filtro de «idioma inglés» en sus búsquedas bibliométricas.

CONSIDERACIONES DE POLÍTICA EDITORIAL

Factor de impacto

Los excelentes indicadores bibliométricos conseguidos por REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA durante estos años son, sin duda alguna, un motivo de satisfacción y orgullo8-11. El factor de impacto que actualmente hemos alcanzado nos sitúa como una de las revistas cardiovasculares internacionales más atractivas. Es importante recordar que no se puede pretender que toda la calidad editorial y el conocimiento científico que atesora una revista biomédica puedan reflejarse en una cifra aislada (un simple cociente entre las citas recibidas y los artículos publicados). Las limitaciones de este conocido índice bibliométrico, que básicamente nos informa del promedio de citaciones recientes que reciben los trabajos de una revista determinada desde las publicaciones incluidas en el SCI, ya fueron analizadas en detalle por este equipo editorial12. En su momento, insistimos en que la política editorial de la Revista no debía enfocarse considerando este parámetro como una meta o un fin en sí mismo7,12. De hecho, nuestro objetivo siempre ha sido apostar por alcanzar las máximas cotas de calidad editorial y científica que, indirectamente, en nuestro caso han mantenido una buena correlación con el crecimiento de nuestro factor de impacto12. Además, de forma paulatina, hemos logrado superar viejos complejos científicos y actualmente podemos citar con tranquilidad los trabajos de investigación publicados en la Revista teniendo plenas garantías de su calidad científica12. Sin embargo, está claro que las citas recibidas por una revista indican la influencia científica, la confianza y la credibilidad que sus contenidos despiertan entre los investigadores12. Desde esta perspectiva, los editores estamos muy satisfechos de poder ofrecer un factor de impacto tan atractivo a todos los investigadores y autores que publican sus trabajos en nuestras páginas para que su esfuerzo les resulte científicamente rentable.

Difusión

Un aspecto trascendental para los grupos de investigadores es que sus resultados alcancen la máxima difusión científica posible. En este sentido, REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA ha mantenido durante estos años la difusión de sus ediciones impresas en papel, con 4.050 ejemplares distribuidos en España y 1.150 ejemplares enviados gratuitamente fuera de España a bibliotecas y universidades extranjeras seleccionadas. Sin embargo, la irrupción de las ediciones electrónicas ha supuesto una auténtica revolución en el mundo editorial; al facilitar la inmediatez en las búsquedas bibliográficas, han adquirido un merecido protagonismo como vehículo fundamental de la difusión científica. En esta línea, nuestra preocupación fundamental siempre ha sido impulsar la máxima difusión de los contenidos mediante nuestras ediciones electrónicas8-11. Las ediciones en español y en inglés están disponibles a texto completo (HTML y PDF) de forma libre y gratuita desde la página web y también desde los más importantes buscadores y repositorios bibliográficos internacionales, incluido PubMed. Finalmente, gracias a la excelente colaboración de Doyma-Elsevier, nuestros contenidos se encuentran, desde el año 2006, disponibles en ScienceDirect, la mayor base de datos de artículos científicos a texto completo. Ahora también se puede acceder libremente al contenido de todos nuestros suplementos tanto desde la pagina web de la Revista como desde ScienceDirect, lo que, sin duda, favorece su difusión. De hecho, la inclusión de nuestros suplementos en ScienceDirect ha sido un paso importante, ya que ha sido la primera vez que se han incluido artículos en español en esta importante base de datos.

El inglés es, sin ningún género de dudas, la lingua franca de la ciencia5,7. Sin embargo, pensamos que mantener la publicación de nuestra Revista en español es muy importante7 porque nos permite no sólo conservar nuestra identidad y ser más accesibles para todos los profesionales de nuestro país interesados en las enfermedades cardiovasculares, sino además ser un auténtico referente en Latinoamérica. El impacto científico real de nuestros artículos queda notoriamente infravalorado en las estimaciones realizadas desde bases de datos internacionales sobre publicaciones científicas que presentan fuertes sesgos que favorecen a las publicaciones en inglés12. Así, estas bases de datos no valoran las numerosas citaciones que recibimos de todas las revistas de medicina en español de Latinoamérica, pero lo cierto es que nuestra influencia científica real en dichos países es enorme.

En este periodo hemos apostado decididamente por mejorar la edición en inglés a texto completo. Para ello desde un principio7 organizamos un sistema adicional de revisión profesional de estilo y traducción (copy-editing) para poder garantizar la uniformidad y la calidad de nuestra edición en inglés. Más recientemente (año 2008) hemos conseguido mejorar la eficacia del proceso para que esta edición esté disponible el mismo mes que la edición impresa en castellano. Finalmente, el reconocimiento otorgado este año por PubMed a nuestra edición en inglés, al aceptarla para la clasificación final de nuestros contenidos, confirma que estamos en el buen camino. Esto aumentará la visibilidad y la difusión internacional de nuestros artículos entre los investigadores más competitivos.

Pensamos que, de esta forma, hemos conseguido obtener lo mejor de los dos mundos y, de hecho, ahora pertenecemos a ambos. Esta apuesta ha permitido demostrar —como prueba de concepto— las posibilidades reales que ofrece este modelo de edición bilingüe dentro del mundo competitivo y globalizado de las revistas biomédicas.

Tipo de artículos publicados

Seguimos considerándonos una revista eminentemente clínica y abierta a todos los profesionales interesados en las enfermedades cardiovasculares independientemente de su especialidad. A pesar de recibir un número creciente de manuscritos, hemos decidido mantener estable el número de originales (seis documentos) publicados en cada número. Nuestra responsabilidad, con la inestimable ayuda de nuestro Comité Editorial y del equipo de colaboradores externo, ha sido intentar seleccionar los mejores trabajos. Hemos favorecido especialmente la publicación de investigación original. Sin embargo, como hemos mencionado, actualmente nuestra tasa de rechazo de artículos originales es del 70%. Por eso debemos interpretar en su justa medida el significado de un artículo rechazado en este nuevo escenario. Simplemente no podemos publicar todos los buenos trabajos que nos envían, nos vemos forzados a seleccionar, y en este difícil proceso podemos equivocarnos. Es probable que muchas veces no hayamos sabido reconocer adecuadamente los méritos científicos de algunos buenos trabajos recibidos y desde aquí pedimos disculpas. Los autores de los trabajos que no han sido aceptados deben recordar las posibilidades que ofrecen las revistas de las Sociedades Filiales de la SEC y la existencia de publicaciones alternativas que ahora han quedado destacadas en nuestra página web para intentar mejorar su visibilidad.

Los trabajos originales más interesantes han sido puestos en perspectiva por comentarios editoriales asociados (tres por número) que han resaltado sus aportaciones científicas. Por el prestigio y el reconocimiento alcanzado por nuestra publicación, cada vez ha sido más fácil conseguir que estos comentarios editoriales sean firmados por líderes de opinión internacionales de la máxima reputación en el tema tratado, una nueva fórmula de éxito para internacionalizar la difusión de los artículos originales. Cuando nos incorporamos a la dirección de la Revista7 en 2003, era impensable conseguir estos artículos dentro del plazo de 4 semanas que precisan estos productos editoriales de máximo dinamismo. Los datos de los editoriales publicados en los últimos 3 años ilustran esta tendencia positiva. En 2007 la Revista publicó 8 editoriales de autores extranjeros; mientras que en 2009, 33 de nuestros 36 editoriales provienen de autores extranjeros de máximo prestigio internacional. Todo lo anterior explica el importante incremento de labores de traducción inversa (del inglés al español) habido en REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA en los últimos 2 años. La iniciativa está destinada a ofrecer lo mejor para nuestros lectores: artículos originales de máxima calidad comentados por las máximas autoridades internacionales en cada área.

En estos últimos 2 años hemos publicado un máximo de tres artículos breves por número. Estos artículos son series completas de pacientes que aportan información clínica relevante. Cualquier aportación original que incluya la descripción de menos de 3 pacientes se presenta ahora en formato de «Carta al Editor». Últimamente nuestra sección de correspondencia también se ha ampliado mucho (8 cartas al editor de media en 2009, frente a 1,5 en 2004).

Los editores somos conscientes de que uno de los objetivos fundamentales de una revista científica es satisfacer las inquietudes de sus lectores y, en nuestro caso, hemos intentado estar especialmente atentos a satisfacer sus necesidades de actualización y de formación7-11. Así, los documentos publicados en la sección «Puesta al Día» y los artículos de revisión han sido encargados a grupos líderes en sus respectivas disciplinas, pero insistiendo mucho en que la información debía presentarse de forma didáctica y ser asequible para el cardiólogo clínico. El porcentaje de líderes de opinión extranjeros que ha colaborado en estos artículos también ha aumentado. El número extraordinario «Temas de Actualidad en Cardiología» resume los avances más importantes que se han producido en la medicina cardiovascular14,15. En ese número indexado, las Secciones Científicas cuentan con una herramienta de gran valor para expresar sus inquietudes, valorar los últimos avances científicos, analizar sus registros de actividad y resaltar los artículos que han premiado14,15. Finalmente, la cabecera de Suplementos permite realizar profundas actualizaciones sobre temas particulares16. Actualmente nuestros suplementos son seleccionados cuidadosamente con el objetivo de proporcionar formación médica continuada de calidad16. Es importante destacar que el número de suplementos generados por iniciativa de las propias Secciones Científicas de la SEC es cada vez mayor, lo que constituye una nueva garantía de su interés y del creciente reconocimiento que merecen. Finalmente, dentro de lo posible, se ha intentado coordinar los artículos de formación continuada de la Revista con otras iniciativas desarrolladas por el Grupo de Publicaciones REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA, que incluye a todas las publicaciones de la SEC8-11.

Estamos muy satisfechos del aprecio y la valoración que la Revista recibe de todos sus lectores. Nuestro reto en la selección de artículos ha sido satisfacer tanto al lector medio, con particular interés en artículos de revisión y puesta al día, como al investigador más competitivo y exigente, que valora fundamentalmente la calidad del proceso de revisión y de los originales finalmente publicados8-11.

Proceso de peer review

La valoración de los trabajos por pares de expertos independientes (peer review), incluso aceptando sus posibles limitaciones, es unánimemente reconocida como la mejor herramienta para conseguir la excelencia dentro del proceso científico. A pesar de la controversia que actualmente existe sobre la mejor forma de realizar estas evaluaciones, hemos mantenido el sistema de «doble ciego» (anonimato recíproco) entre autores y evaluadores, ya que pensamos que es el más adecuado en nuestro medio. Aunque estas revisiones pueden ser muy críticas, su tono siempre ha de ser educado y positivo. Las críticas y los comentarios proporcionan una ayuda inestimable a la hora de tomar la decisión final y contribuyen a mejorar la calidad de los artículos finalmente publicados. Ya hemos señalado que los colaboradores externos al Comité Editorial asumen una creciente responsabilidad en nuestro proceso de peer review. Para estimular el proceso de revisión y dar más prestigio a este importante trabajo académico —paradójicamente tan poco reconocido—, hemos desarrollado tres iniciativas11. La primera es ofrecer «créditos de formación continuada» a todos nuestros evaluadores, atendiendo a un sistema específico de calificación, otorgados directamente por el Comité de Acreditación de la Comisión de Formación Continuada de la SEC. En 2007 se concedieron los primeros créditos y se enviaron los correspondientes certificados. En segundo lugar, la herramienta SCOPUS, una base de datos accesible desde el sistema de gestión electrónica de manuscritos, ahora permite a los evaluadores revisar fácilmente la literatura y mejorar sus valoraciones. En tercer lugar, y de forma similar a otras revistas13, hemos creado la figura de «Revisor de Élite» (tabla 2) y hemos entregado los correspondientes diplomas acreditativos para agradecer su excelencia en el trabajo de evaluación. La valoración de estas revisiones se obtiene por medio de una puntuación que integra tres parámetros: a) la calidad de las evaluaciones; b) su número; y c) el tiempo empleado en finalizarlas. Cada año, los Revisores de Élite que todavía no pertenecen al Comité Editorial de la Revista son invitados a incorporarse a él. Finalmente, nuestros expertos en metodología y bioestadística realizan una valoración de todos los artículos originales recibidos. Se realiza así una importante tarea de formación de los autores más noveles y se garantiza la calidad metodológica de los artículos aceptados.

Gestión de manuscritos y edición

En febrero de 2007, pusimos en marcha un sistema on-line de gestión electrónica de manuscritos (disponible en: www.revespcardiol.org), y nuestra Revista es la primera publicación en español que incorporó esta tecnología17. En la actualidad, todos los trabajos remitidos para valoración se envían a través de este soporte de comunicación exclusivamente electrónico. La incorporación de esta potente herramienta editorial (Editorial Manager-Elsevier Editorial System) representa una nueva apuesta por ofrecer la máxima calidad17. Implica abandonar por completo la gestión de artículos en soporte de papel y ha supuesto una de las mayores transformaciones en el trabajo interno de la secretaría de la Revista en la Casa del Corazón en los últimos años. Para ello, todo el contenido HTML de la interfaz de autores y evaluadores ha sido traducido e incorporado en una nueva versión bilingüe ingléscastellano17. Los autores deben generar el PDF de su manuscrito y subirlo al sistema. Tras la internacionalización de nuestros lectores (alcanzada durante la última década) nuestro objetivo ha sido conseguir una mayor internacionalización de nuestros autores, que ahora pueden acceder mucho más fácilmente a nosotros con esta tecnología. El sistema facilita a los revisores la evaluación de manuscritos desde cualquier parte del mundo, ofrece un acceso interno a los más potentes motores de búsqueda y permite mejorar los tiempos de evaluación. Actualmente la mayoría de las revistas biomédicas de prestigio utilizan esta tecnología. La uniformidad formal, junto con la facilidad de envío, permite generar un «efecto llamada» y, como esperábamos, la aceptación de este soporte electrónico por autores y evaluadores ha sido excelente17.

Desde el mes de septiembre contamos con una versión actualizada del sistema (versión 6.1) que, de nuevo, adaptaremos a nuestras necesidades para sacar partido a sus últimas herramientas y conseguir una mayor versatilidad. Esta versión incorpora algunas novedades, como la posibilidad para los editores de designar evaluadores de reserva, asignar un orden predeterminado a los archivos enviados por los autores y añadir nuevas clasificaciones en las que organizar los manuscritos recibidos.

Se han realizado muchos cambios internos de orden técnico, tan importantes como poco visibles. Otros cambios formales saltan a la vista. Así, en estos años hemos incluido el color en texto y figuras (también en los números de suplementos), sin coste alguno para los autores. En 2008 hemos mejorado tiempos de producción, edición y publicación. En primer lugar hemos conseguido que la edición impresa salga en los primeros 3 días de cada mes, evitando los retrasos previos. Además, hemos sistematizado la publicación preliminar de artículos en avance electrónico y hemos conseguido adelantar nuestra edición digital en español. Finalmente, hemos logrado, por primera vez, que la traducción al inglés de nuestros contenidos sea accesible desde nuestra página y desde PubMed dentro del mes de la publicación en papel de cada número.

Iniciativas editoriales de ámbito internacional

Durante los últimos años hemos participado en diversas iniciativas internacionales con el objetivo final de incrementar el prestigio y el reconocimiento de nuestra Revista. Así, en las últimas dos reuniones del Comité Editorial hemos disfrutado de conferencias invitadas de los editores de European Heart Journal (Dr. Thomas F. Lüscher, 2008)11 y Journal of the American College of Cardiology (Dr. Anthony DeMaria, 2009). En este mes de diciembre hemos coordinado la publicación simultánea en nuestra Revista y en Journal of the American College of Cardiology de un editorial18 sobre investigación y producción científica que analiza los resultados de un interesante informe elaborado en España19.

Durante todos estos años hemos estado muy atentos a mantener nuestro compromiso inicial de seguir las recomendaciones del Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas (CIERM), más conocido como «grupo de Vancouver»7,20. Los problemas que preocupan a la comunidad científica internacional incluyen aspectos de conflictos de interés, requisitos de autoría, publicaciones redundantes, presentación de los ensayos aleatorizados (CONSORT: Consolidated Standards of Reporting Trials) y el registro previo de los ensayos clínicos21-23. En este sentido, hemos trabajado para adaptar fielmente nuestras normas de publicación y hemos diseñado las políticas editoriales correspondientes21-23. Además, durante estos años REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA ha participado activamente en todas las reuniones organizadas por el Grupo HEART (Heart Editors Action Round Table). La asistencia a estas reuniones de Editores de Revistas Cardiovasculares nos ha permitido conocer los diferentes cambios que constantemente se producen en el mundo editorial y planificar mejor nuestra política editorial. Dentro del grupo HEART, hemos colaborado en el desarrollo de un nuevo marco ético para las publicaciones científicas cardiovasculares que ha sido objeto de una publicación conjunta24.

En el seno de la Sociedad Europea de Cardiología hemos colaborado en dos iniciativas editoriales muy interesantes25-26. En primer lugar, hemos sido pioneros en Europa en coordinar la traducción y publicación precoz de las Guías Europeas de Práctica Clínica25. Tras su aprobación oficial (endorsement) y de acuerdo con el vicepresidente de la SEC, se ha invitado a un experto español para realizar las anotaciones necesarias a pie de página que facilitaran la adaptación de estas recomendaciones a nuestro entorno. Así, empleando exclusivamente nuestra edición electrónica, se ha contribuido a fomentar la difusión («globalización») de estos importantes y extensos documentos25. En segundo lugar, hemos asistido a la constitución oficial del Club de Editores Europeo (Editors' Club o Editors' Network). Este grupo de trabajo reúne a todos los editores de revistas cardiovasculares nacionales, que más recientemente hemos tenido el privilegio de coordinar. Se han actualizado las bases de datos, se han establecido los enlaces correspondientes y se ha impulsado el reconocimiento científico de las revistas nacionales por la Sociedad Europea de Cardiología. También hemos elaborado y consensuado un documento sobre los aspectos de política editorial en publicaciones biomédicas26. Ese documento ha tenido una amplísima difusión en toda Europa (39 revistas nacionales y 11 revistas de sociedades afiliadas) y se ha traducido a todas sus lenguas. Dentro de esta misma iniciativa, en este número de la Revista aparece publicado un segundo documento de consenso elaborado por este grupo de editores europeos que resume el papel de las revistas nacionales en la educación médica continuada27.

Finalmente, la Revista ha organizado recientemente (marzo de 2009, Orlando) la primera reunión oficial conjunta de todas las revistas cardiovasculares de las sociedades nacionales iberomericanas. Esta iniciativa ha sido pionera y un claro acierto. Así, se han actualizado todos los datos editoriales en una base de datos conjunta y se han establecido enlaces electrónicos preferenciales. Las conclusiones de la reunión se han plasmado recientemente en un documento —publicado de forma simultánea en España, Portugal y todas las naciones latinoamericanas28— que estimulará la colaboración entre nuestros países.

Los editores estamos plenamente convencidos de que estas iniciativas editoriales de colaboración internacional ayudarán a incrementar, todavía más, el reconocimiento internacional del que actualmente disfruta nuestra publicación.

REFLEXIONES FINALES

Parece que fue ayer cuando iniciábamos nuestra andadura al frente de REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA. En nuestra presentación inicial reconocíamos el mérito de los equipos editoriales precedentes y su enorme acierto al dirigir la Revista por el camino adecuado: primando la excelencia editorial y científica7. Afrontamos el reto con gran ilusión y hemos puesto todo nuestro esfuerzo en mantener un rumbo estable y, al mismo tiempo, aportar nuestras mejores iniciativas a este apasionante proyecto. Hace 6 años recurríamos al tópico de que el camino se hace al andar y resaltábamos la trascendencia de recorrer el camino juntos7. Nuestra experiencia tras estos años refuerza aún más, si cabe, esta percepción. Esperamos haber satisfecho alguna de las expectativas depositadas en este equipo editorial y confiamos haber colocado nuestra Revista en la mejor de las situaciones posibles para poder seguir avanzando. Insistíamos también en nuestros comienzos en que el éxito de este proyecto sólo puede ser considerado como un éxito de todos y que únicamente un esfuerzo en común podría permitir alcanzar las metas que nos proponíamos7. El apoyo institucional de la SEC (diferentes comités ejecutivos y plenos de la junta directiva y de todo el personal de la Casa del Corazón) ha sido total y decisivo. Nuestras propuestas e iniciativas han sido apoyadas sin restricciones y el respeto a la independencia editorial ha sido total. La colaboración de Doyma-Elsevier en este proyecto ha sido trascendental para lograr alcanzar unas metas que siempre han sido compartidas.

El prestigio de una publicación depende de su credibilidad, de sus índices bibliométricos, de cumplir rigurosamente con todos los estándares internacionales de calidad, de publicar material original de máximo interés y de conseguir la mayor repercusión y difusión posible de sus contenidos científicos. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA, publicación oficial de la SEC, es una revista de ámbito internacional dedicada a las enfermedades cardiovasculares que, sin duda, va por buen camino y ha logrado consolidarse como una de las más prestigiosas revistas biomédicas de la especialidad11.

El nuevo equipo editorial de la Revista, liderado por la Dra. Magda Heras como Editora Jefe, tiene ante sí un proyecto fantástico y muchos nuevos retos que afrontar. Le deseamos lo mejor. No nos cabe ninguna duda de que, con la ayuda de todos, logrará mejorar, todavía más, la calidad editorial y científica y el prestigio internacional de nuestra publicación. ¡Enhorabuena y ánimo!

AGRADECIMIENTOS

Los editores quieren expresar su profundo agradecimiento a Iria del Río, María González y Eva M. Cardenal, de la Casa del Corazón de la SEC, por su entusiasmo y dedicación plena a este proyecto.

Full English text available from: www.revespcardiol.org


Correspondencia: REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA.
Sociedad Española de Cardiología.
Nuestra Señora de Guadalupe, 5-7. 28028 Madrid. España.
Correo electrónico: rec@revespcardiol.org">rec@revespcardiol.org

Bibliografía

1. López-Sendón J. La REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA. Una tarea en común. Rev Esp Cardiol. 1982;35:389.
2. Marín Huerta E. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA (1985-1991). Rev Esp Cardiol. 1992;45:79-80.
Medline
3. Fernandez-Avilés F, Íñiguez A, Alonso J. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA. Mayor contenido, nuevas normas de publicación. Rev Esp Cardiol. 1993;46:1.
Medline
4. Bosch X, Villacastín JP, Alonso J. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA en Journal Citation Reports. Rev Esp Cardiol. 2000;53:1421-4.
Medline
5. Bosch X, Villacastín JP, Alfonso F. Edición en inglés por Internet. Un nuevo gran paso adelante de REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA. Rev Esp Cardiol. 2002;55:1-3.
Medline
6. Bosch X, Bermejo J, Alfonso F. Una revista científica de calidad dedicada a las enfermedades cardiovasculares. Rev Esp Cardiol. 2003;56:1239-45.
Medline
7. Alfonso F, Bermejo J. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA: en camino. Rev Esp Cardiol. 2004;57:1-3.
Medline
8. Alfonso F, Bermejo J, Segovia J. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA 2005: actividad y reconocimiento científico. Rev Esp Cardiol. 2005;58:1482-7.
Medline
9. Alfonso F, Segovia J, Heras M, Bermejo J. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA 2006. Actividad, difusión e impacto científico. Rev Esp Cardiol. 2006;59:1339-44.
Medline
10. Alfonso F, Bermejo J, Heras M, Segovia J. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA 2007: impacto científico, gestión de manuscritos, actividad y difusión. Rev Esp Cardiol. 2007;60:1324-30.
Medline
11. Alfonso F, Segovia J, Heras M, Bermejo J. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA 2008. Actividad, impacto científico y otras consideraciones editoriales. Rev Esp Cardiol. 2008;61:1346-54.
12. Alfonso F, Bermejo J, Segovia J. Impactología, impactitis, impactoterapia. Rev Esp Cardiol. 2005;58:1239-45.
Medline
13. De Maria AN. The Elite Reviewer. J Am Coll Cardiol.2003;41:157-8.
Medline
14. Alfonso F, Bermejo J, Heras M, Segovia J. Introducción: Cardiología 2006. Rev Esp Cardiol. 2007;60 Supl 1:1-2.
15. Alfonso F, Bermejo J, Heras M, Segovia J. Introducción: novedades en cardiología. Rev Esp Cardiol. 2008;61 Supl 1:1-3.
16. Heras M, Bermejo J, Segovia J, Alfonso F. REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA SUPLEMENTOS. Nueva apuesta del Comité Editorial. Rev Esp Cardiol. 2008;61:211-4.
Medline
17. Bermejo J, Segovia J, Heras M, Alfonso F. Gestión electrónica de manuscritos en REVISTA ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA. Nuevas herramientas para viejos objetivos. Rev Esp Cardiol. 2007;60:1206-10.
18. DeMari.a, A. Productividad de la investigación en los diferentes países. Rev Esp Cardiol. 2009;62:1347-9.
Medline
19. Aleixandre-Benavent R, Alonso-Arroyo A, Chorro-Gascó FJ, Alfonso-Manterola F, González-Alcaidea G, Salvador-Taboada MJ, et al. La producción científica cardiovascular en España y en el contexto europeo y mundial (2003-2007). Rev Esp Cardiol. 2009;62:1404-17.
Medline
20. Alfonso F, Bermejo J, Segovia J. Nuevas recomendaciones del Comité Internacional de Editores Médicos. Cambiando el énfasis: de la uniformidad de los requisitos técnicos a los aspectos bioéticos. Rev Esp Cardiol. 2004;57:592-3.
Medline
21. Alfonso F, Bermejo J, Segovia J. Publicación duplicada o redundante: ¿podemos permitírnoslo? Rev Esp Cardiol. 2005;58:601-4.
22. Alfonso F, Segovia J, Heras M, Bermejo J. Publicación de ensayos clínicos en revistas científicas: consideraciones editoriales. Rev Esp Cardiol. 2006;59:1206-14.
Medline
23. Drazen JM, Van Der Weyden MB, Sahni P, Rosenberg J, Marusic A, Laine C, et al. Uniform format for disclosure of competing interests in ICMJE journals. N Engl J Med. 2009 Oct 13. [Epub ahead of print].
24. Declaración de principios éticos del grupo HEART. Rev Esp Cardiol. 2008;61:651-2.
25. Alfonso F, Bermejo J, Segovia J. Guías europeas de práctica clínica: ¿hacia una completa «globalización» de la asistencia cardiovascular? Rev Esp Cardiol. 2004;57:1000-2.
26. Alfonso F, Ambrosio G, Pinto FJ, Van der Wall EE, Kondili A, Nibouche D, et al. Revistas cardiovasculares de las sociedades nacionales europeas. Antecedentes, fundamento y declaración de objetivos del «Club de Editores». Rev Esp Cardiol. 2008;61:644-50.
Medline
27. Mills P, Timmis A, Huber K, Ector H, Lancellotti P, Masic I, et al. El papel de las revistas nacionales europeas en la formación médica. Rev Esp Cardiol. 2009;62:1494-7.
Medline
28. Alfonso F, Almonte K, Arai K, Bacal F, Drago Silva JM, Galeano Figueredo J, et al. Revistas cardiovasculares iberoamericanas. Propuestas para una colaboración necesaria. Rev Esp Cardiol. 2009;62:1060-7.
Medline

0300-8932/© 2009 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.