Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología

Seguimiento a 30 días tras el implante percutáneo de válvula aórtica CoreValve Evolut R: estudio prospectivo de pacientes no seleccionados

Nils Perrin a,, Marco Roffi a, Angela Frei a, Anne-Lise Hachulla b, Christoph Ellenberger c, Hajo Müller a, Mustafa Cikirikcioglu d, Marc Licker c, Stephane Noble a

a Division of Cardiology, University Hospital of Geneva, Ginebra, Suiza
b Department of Radiology, University Hospital of Geneva, Ginebra, Suiza
c Department of Anesthesiology, University Hospital of Geneva, Ginebra, Suiza
d Division of Cardiovascular Surgery, University Hospital of Geneva, Ginebra, Suiza

Contenido Relacionado

Palabras clave

Implante percutáneo de válvula aórtica. Estenosis valvular aórtica. Válvula autoexpandible. Fuga paravalvular. Implante de marcapasos. Evolut R.

Resumen

Introducción y objetivos

La información clínica de la nueva generación de CoreValve Evolut R recapturable y reposicionable es escasa.

Métodos

Se recopiló prospectivamente, entre febrero de 2015 y abril de 2016, la información clínica de todos los pacientes sometidos a implante percutáneo de válvula aórtica (TAVI) con la Evolut R por estenosis aórtica sintomática. El objetivo primario fue el compuesto de seguridad y éxito del implante a los 30 días. También se indicó la incidencia de nuevos implantes de marcapasos.

Resultados

Entre los 83 pacientes sometidos a TAVI durante el periodo de estudio, 71 (el 85,5% de la población; media de edad, 83 [intervalo intercuartílico, 80-87] años; puntuación de la Society of Thoracic Surgeons del 4,8% ± 3,5%) eran susceptibles de implante de la Evolut R y se los incluyó en el análisis. Fue necesario reposicionar la válvula en el 26,8% de los procedimientos. El objetivo de seguridad compuesto se observó en el 11,3% de los pacientes a los 30 días, con una mortalidad por todas las causas del 2,8%. Se logró el éxito del implante en el 90,1% de los pacientes. La fuga paravalvular fue de grado < II en el 98,4% de los pacientes. Se redujo el gradiente aórtico transvalvular medio del basal de 42,5 ± 14,5 a 7,7 ± 4,0 mmHg al alta (p < 0,0001). Fue necesario implantar nuevos marcapasos en el 23,9% de los pacientes.

Conclusiones

La nueva generación de Evolut R es adecuada para la mayoría de los pacientes y muestra una tasa de éxito del implante alta y una mortalidad aceptable en una población sin sesgos, consecutiva y sin exclusiones, de un único hospital que realiza los TAVI exclusivamente con válvulas de la casa comercial Medtronic.

Artículo

Puede acceder al texto completo de este artículo:

Socios de la Sociedad Española de Cardiología


Suscriptores de Revista Española de Cardiología

Si lo desea puede adquirir este artículo por 30.00 €

Comprar ahora
Suscriptores de ScienceDirect

0300-8932/© 2017 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.