Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2012;65:813-8 - Vol. 65 Núm.09 DOI: 10.1016/j.recesp.2012.03.018

Nanopartículas derivadas de válvula aórtica, sin evidencias de vida

Ignasi Barba a,, Eduardo Villacorta a,b, Miguel-Angel Bratos-Perez c, Maria Antolín d, Encarna Varela d, Pedro Luís Sanchez b, Pilar Tornos a, David Garcia-Dorado a

a Institut de Recerca, Àrea del Cor, Hospital Universitari Vall d’Hebron, Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, España
b Servicio de Cardiología, Hospital General Gregorio Marañón, Madrid, España
c Servicio de Microbiología, Facultad de Medicina, Hospital Clínico Universitario, Valladolid, España
d Institut de Recerca, Servei Digestiu, Hospital Universitari Vall d’Hebron, Barcelona, España

Palabras clave

Válvulas. Infección. Nanobacteria. Perfil metabólico. Nanopartículas calcificantes.

Resumen

Introducción y objetivos

Las nanopartículas calcificantes, tambien conocidas como nanobacterias, son estructuras, similares a las bacterias, de reducido tamaño (0,1-0,5 μm) que tienen la capacidad de facilitar la precipitación y el crecimiento de fosfato cálcico en condiciones patológicas y a las que se ha asociado con la calcificación de la válvula aórtica. La clasificación de las nanobacterias como organismos no está exenta de controversia; algunos autores apuntan que son una nueva clase de organismo vivo, mientras que otros las describen como complejos mineraloproteicos. El objetivo del trabajo es clarificar si las nanopartículas calcificantes son entes vivos basándonos en si tienen o no actividad metabólica, característica de los seres vivos independiente de su composición.

Métodos

Las nanopartículas calcificantes se cultivaron a partir de seis válvulas aórticas seleccionadas aleatoriamente de entre 84 válvulas aórticas explantadas consecutivamente, como se ha descrito en la literatura. Se obtuvieron espectros 1H-RMN de los medios de cultivo de las nanopartículas calcificantes para evaluar posibles cambios metabólicos; mediante reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real, se investigó la presencia de 16sRNA.

Resultados

A las 6 semanas de cultivo, la presencia de nanopartículas calcificantes se observa claramente como una monocapa unida a la superficie del frasco de cultivo. Todas las muestras resultaron negativas para la presencia de 16sRNA, lo que descartó la presencia de bacterias conocidas en los cultivos. Los espectros 1H-RMN no mostraron diferencias entre los cultivos de nanopartículas calcificantes y medio de cultivo estéril en las mismas condiciones.

Conclusiones

Nuestros resultados demuestran que no se puede considerar organismos vivos a las nanopartículas calcificantes.

0300-8932/© 2012 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.