Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2012;65:1101-5 - Vol. 65 Núm.12 DOI: 10.1016/j.recesp.2012.05.018

La onda R prominente en V 1 pero no en V2 es un signo específico de infarto transmural lateral grande

Daniele Rovai a,b,, Gianluca Di Bella c, Giuseppe Rossi a, Alessandro Pingitore a,b, Antonio L’Abbate d

a CNR, Istituto di Fisiologia Clinica, Pisa, Italia
b Cardiologia clínica, Fondazione Toscana Gabriele Monasterio, Pisa, Italia
c Dipartimento di Cardiologia, Università di Messina, Messina, Italia
d Instituto di Scienze della Vita, Scuola Superiore Sant’Anna, Pisa, Italia

Palabras clave

Electrocardiografía. Infarto de miocardio. Resonancia magnética. Exploraciones de imagen. Enfermedad coronaria.

Resumen

Introducción y objetivos

Si no hay hipertrofia ventricular derecha o bloqueo de rama del haz, se considera que la presencia de una onda R prominente en V1 o V2 refleja un infarto de miocardio de la pared lateral. Hemos investigado las diferencias existentes en cuanto a localización, tamaño y extensión transmural del infarto entre los pacientes con una onda R prominente en V1 y los que presentan una onda R prominente en V2.

Métodos

Estudiamos a 50 pacientes con un primer infarto previo que había afectado a la pared inferior y/o lateral del ventrículo izquierdo utilizando resonancia magnética con contraste.

Resultados

Se observó la presencia de una onda R prominente en V1 en 8 pacientes (16%) y en V2 en 23 pacientes (46%). En las imágenes de resonancia magnética, el infarto afectaba a la pared inferior en 11 pacientes (22%), la pared lateral en 6 (12%) y ambas en 33 (66%). La sensibilidad de la presencia de una onda R prominente en V1 para la detección de un infarto de cara lateral fue baja (17,9%), mientras que la especificidad fue alta (90,9%). La sensibilidad y la especificidad de una onda R prominente en V2 fueron del 46,2 y el 54,5% respectivamente. En los pacientes con una onda R prominente en V1, el tamaño del infarto y la extensión lateral y transmural fueron mayores que en los pacientes que no mostraban este patrón (p < 0,005, p < 0,001 y p < 0,05 respectivamente); en cambio, el tamaño del infarto y la extensión transmural en la pared inferior y en su segmento posterobasal no mostraron diferencias significativas. En los pacientes con una onda R prominente en V2, el tamaño del infarto y la extensión lateral y transmural no fueron diferentes de lo observado en los pacientes sin ese patrón.

Conclusiones

Tan sólo la presencia de una onda R prominente en V1 constituye un signo específico de un infarto lateral grande y transmural.

0300-8932/© 2012 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.