Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 1998;51:473-8 - Vol. 51 Núm.6

Influencia del sexo del médico en la reacción de alerta ante la toma de la presión arterial en el anciano

Carmen del Arco Galán a

a Unidad de Hipertensión. Servicio de Medicina Interna. Hospital de La Princesa. Madrid

Palabras clave

Reacción de alerta. Hipertensión arterial. Registro ambulatorio de presión arterial. Hipertensión de bata blanca

Resumen

Antecedentes. La medida de la presión arterial efectuada por un médico, y de forma general por personal sanitario, a menudo genera en el paciente la denominada reacción de alerta caracterizada por un incremento de los valores de presión arterial cuyo principal factor parece ser la interacción entre el paciente y el observador. En general, los médicos producen una reacción de alerta mayor que la desencadenada por las enfermeras o por personal ajeno a la medicina, sin que dispongamos de información referente a la influencia del sexo del médico en este fenómeno. Objetivo. Analizar la influencia del sexo del médico observador en la reacción de alerta desencadenada por la toma de la presión arterial en ancianos. Metodología. La población corresponde a la incluida en el estudio EPICARDIAN, estudio poblacional, transversal, sobre ancianos no institucionalizados, en un área de salud madrileña. Dicho estudio incluía dos fases: domiciliaria (fase I, n = 1.200) y hospitalaria (fase II, sobre una muestra seleccionada aleatoriamente, n = 333). Las tomas de presión arterial convencionales se efectuaron según tres patrones diferentes: en el domicilio de los sujetos, por un grupo de enfermeras entrenadas (todas mujeres) y en el hospital por dos médicos, un varón (grupo A, n = 131, 46% varones) y una mujer (grupo B, n = 152, 45% varones); todos los sujetos eran informados de que el observador era un médico. Además se efectuó un registro ambulatorio de 24 h, de presión arterial con medidas cada 15 min (Spacelabs 90207) definiéndose los períodos diurno y nocturno en función del diario de actividades entregado por el paciente. La reacción de alerta domiciliaria y hospitalaria se definen como la diferencia entre las tomas convencionales con esfigmomanómetro de mercurio en el domicilio y en el hospital, respectivamente, con la media del período diurno del registro ambulatorio. Resultados. Las presiones arteriales en la consulta del hospital resultaron para todo el grupo más elevadas que las medias del período diurno del registro, en el 83% de los pacientes (15 mmHg para la presión arterial sistólica y 7 mmHg para la presión arterial diastólica, respectivamente). Las diferencias entre los valores de presión arterial en el hospital y el período diurno fueron significativamente superiores en las mujeres (17 ± 16 frente a 12 ± 16; p < 0,0001) y en ambos sexos aumentaba con la edad (p = 0,001) y los valores de presión arterial tomados en el hospital (p < 0,001). No se demostraron diferencias en cuanto a edad, sexo e índice de masa corporal entre los grupo A y B. No presentaron diferencias significativas en la reacción de alerta domiciliaria entre los grupos A y B, pero se evidenció una diferencia muy significativa al comparar la reacción de alerta hospitalaria de ambos grupos. El grupo A, entrevistado por un varón, presentó como media una reacción de alerta 10 mmHg superior a la experimentada por el grupo B entrevistado por una mujer (22 ± 18/11 ± 11 mmHg frente a 12 ± 16 /3,6 ± 10 mmHg reacción de alerta sistólica/diastólica, respectivamente; p < 0,001 en ambos casos). El sexo del paciente no modificó la influencia del sexo del observador en la reacción de alerta. Conclusión. Existe una reacción de alerta diferente cuando la toma de la presión arterial la efectúa un doctor o una doctora, que llega a ser 10 mmHg mayor para el primer caso, diferencia que resulta independiente del sexo del paciente examinado

0300-8932/© 1998 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.