Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2001;54:453-9 - Vol. 54 Núm.04

Inflamación e infección en la enfermedad coronaria estable y en el síndrome coronario agudo

José Bermejo García a, Prudencio Martínez Martínez b, José F Martín Rodríguez c, Mar de la Torre Carpente a, Rosa Bustamante Bustamante d, Ana B Guerrero Peral e, Raúl Ortiz de Lejarazu b, José M Eiros Bouza b, Santiago Blanco García e, Francisco Fernández-Avilés a

a Departamentos de Cardiología (ICICOR de la Universidad. Valladolid.
b Departamentos de Microbiología de la Universidad. Valladolid.
c Departamentos de Departamento de Estadísticade la Universidad. Valladolid.
d Departamentos de Departamento de Estadística de la Universidad. Valladolid.
e Departamentos de Laboratorio Central. Hospital Universitario.

Palabras clave

Enfermedad coronaria. Factores de riesgo. Aterosclerosis.

Resumen

Objetivo. Estudiar la posible interrelación entre infección, inflamación y enfermedad coronaria. Pacientes y método. Se seleccionaron 60 pacientes con síndrome coronario agudo (44 varones, 62 ± 13 años), 40 con enfermedad coronaria estable (31 varones, 64 ± 10 años) y 40 individuos sin enfermedad coronaria conocida (grupo control: 34 varones, 53 ± 5 años). Se investigó la IgG frente a Chlamydia pneumoniae, citomegalovirus y Helicobacter pylori, y la proteína C reactiva en todos los enfermos y la IgM sólo en pacientes con síndrome coronario agudo (C. pneumoniae y citomegalovirus) y proteína C reactiva e IgG al mes. Resultados. No hubo sueros reactivos para IgM. La prevalencia de IgG (C. pneumoniae, citomegalovirus o H. pylori) fue similar en todos los casos: C. pneumoniae en 44 (73%), 29 (73%) y 25 (63%) enfermos agudos, estables y del grupo control, respectivamente; citomegalovirus en 55 (92%), 37 (92%) y 38 (95%), respectivamente, y H. pylori en 43 (72%), 32 (80%) y 34 (85%), respectivamente. Los síndromes coronarios agudos ocurrieron en una mayor proporción de pacientes con valores de proteína C reactiva superiores al límite de referencia (48 [80%], 10 [25%] y 0 pacientes, respectivamente; p < 0,001). Dichos valores estaban más elevados en el infarto de miocardio con onda Q que en el síndrome coronario agudo sin segmento ST elevado (medianas: 22,65 frente a 7,69; p < 0,001). Al mes persistían los valores elevados en el 40% de los pacientes que los tuvieron en la fase aguda (mediana: 22,65 frente a 3,38; p < 0,001). Conclusiones. Se han detectado niveles significativos de inflamación en los síndromes coronarios agudos y en menor grado en la enfermedad coronaria estable con métodos habituales en la práctica clínica. La serología posiblemente no sea el método adecuado para analizar la interrelación, si es que existe, entre síndromes coronarios, infección e inflamación.

0300-8932/© 2001 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.