Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2016;69:537 - Vol. 69 Núm.05 DOI: 10.1016/j.recesp.2016.02.004

Ecocardiografía tridimensional

Teresa López-Fernández a,

a Servicio de Cardiología, Unidad de Imagen Cardiaca, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España

Contenido Relacionado

Ecocardiografía tridimensional
Rev Esp Cardiol. 2016;69:359
PDF

Artículo

La ecocardiografía tridimensional ha conseguido revolucionar el mundo de la imagen cardiaca y es una realidad en la práctica clínica diaria. Hemos superado el enfrentamiento entre 2D y 3D para incorporar todas las ventajas del 3D en nuestro trabajo cotidiano, entendiendo que ambas técnicas se apoyan y se complementan, si bien es cierto que el uso de 3D sigue limitado por la disponibilidad de la tecnología. La ecocardiografía tridimensional se considera actualmente imprescindible en la monitorización del intervencionismo no coronario, la cirugía valvular y las cardiopatías congénitas, así como en el estudio de la función ventricular izquierda y derecha. Los avances tecnológicos han simplificado al máximo el posprocesado de las imágenes, que actualmente solo es necesario cuando se requieren medidas cuantitativas. La imagen 3D actual permite una valoración anatómica precisa y reproducible en tiempo real, sin necesidad de reconstrucciones tras la adquisición de las imágenes.

Uno de los grandes retos pendientes es convencer a los usuarios de la sencillez y la utilidad de su uso en los laboratorios de imagen. En este sentido, el libro del Dr. Ricardo Ronderos recoge de manera sencilla tanto los aspectos técnicos como las aplicaciones clínicas de la imagen tridimensional. El libro está dividido en 32 capítulos escritos por autores muy relevantes en el mundo de la imagen cardiaca. En el aspecto formal, el libro es de tapa dura, con una impresión de buena calidad, tanto del texto como de las imágenes. Los capítulos son breves y el texto se apoya de modo muy práctico en imágenes, figuras y vídeos que facilitan la comprensión de los aspectos más abstractos.

Los primeros seis capítulos se centran en la evolución histórica de la tecnología tridimensional, los avances que han permitido su desarrollo actual y las técnicas de adquisición, procesado y cuantificación de la imagen, imprescindibles para comprender los demás conceptos. Los capítulos 7, 8, 10 y 11 están dedicados a la cuantificación paso a paso de la función ventricular izquierda y derecha. Quizá sería deseable reordenar algunos capítulos; por ejemplo, concentrar en el mismo bloque toda la patología valvular aórtica o mitral, para evitar la repetición de conceptos. A lo largo del libro encontramos capítulos especialmente prácticos que resumen aspectos hasta ahora menos conocidos, como la válvula aórtica normal (capítulo 13), la patología de la aorta torácica (capítulo 20) o la cuantificación precisa de la insuficiencia mitral (capítulo 16). Se echa de menos una visión más completa de la utilidad de la imagen 3D en la endocarditis y la cirugía cardiaca o su uso en cardiopatías congénitas. Estos déficit están compensados por la descripción exhaustiva de su utilidad en la sala de hemodinámica en los últimos capítulos (26–30). El libro también hace una apuesta por el uso de nuevas técnicas como la fusión de imágenes tridimensionales en la sala de hemodinámica (capítulo 29) y su aplicación a la investigación (capítulo 31).

El capítulo final resume las aplicaciones de la ecocardiografía tridimensional desde el punto de vista del cardiólogo no experto en imagen. El mensaje es en su conjunto positivo para la 3D, pero limitado a aspectos como la función ventricular o el intervencionismo no coronario. Dado que la imagen cardiaca es un elemento esencial en la semiología cardiovascular de nuestros días, los cardiólogos de imagen tenemos que insistir en demostrar a los clínicos que el uso de la imagen 3D no está restringido a dos o tres escenarios, sino que forma parte de una exploración ecocardiográfica completa. En este sentido, el valor añadido del libro es el acceso al contenido digital. Cada capítulo incluye vídeos con imágenes tridimensionales comentados por el Dr. Ronderos, hasta un total de 197. Estos ejemplos permiten comprender la utilidad clínica de la ecocardiografía 3D para el no experto en imagen y resolver las dudas en la adquisición y cuantificación de la imagen tridimensional para cardiólogos en formación.

En conclusión, se trata de un libro muy interesante que revisa todos los aspectos de la ecocardiografía tridimensional incluidos en el título: «Cómo entenderla/cómo utilizarla/cómo realizarla», en diferentes escenarios clínicos. Sin duda puede ser un texto de referencia tanto para cardiólogos que deseen formarse y profundizar en esta técnica como para cardiólogos clínicos, hemodinamistas o cirujanos cardiacos que precisen un texto de consulta para optimizar la aplicación de la ecocardiografía tridimensional en su día a día.

0300-8932/© 2016 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.