Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2000;53:1432-6 - Vol. 53 Núm.11

Derrame pericárdico en el paciente anciano: ¿una enfermedad diferente?

Jordi Mercé a, Jaume Sagristà Sauleda a, Gaietà Permanyer Miralda a, Juli Carballo a, Montserrat Olona b, Jordi Soler Soler a

a Servicio de Cardiología. Hospital General Universitari Vall d'Hebron. Barcelona.
b Servicio de Cardiología. Hospital Universitari Joan XXIII. Tarragona.

Palabras clave

Derrame pericárdico. Pericarditis. Geriatría.

Resumen



INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS: El objetivo de este estudio es valorar si existen diferencias en el espectro etiológico y el curso clínico del derrame pericárdico en pacientes ancianos, como se ha sugerido, lo que implicaría un manejo clínico distinto en función de la edad del paciente.
MÉTODOS: Todos los ecocardiogramas practicados en nuestro hospital entre 1990 y 1996 fueron revisados para seleccionar aquellos con derrame pericárdico moderado o severo. Los pacientes con edad inferior a 66 años fueron incluidos en el grupo I, y aquellos con edad superior a 65 años fueron asignados al grupo II.
RESULTADOS: Se seleccionaron 322 pacientes con derrame moderado (122) o severo (200). En el grupo I fueron incluidos 221 pacientes (edad 15-65 años; media, 47) y 101 pacientes fueron asignados al grupo II (edad 66-88 años; media, 72,5). El derrame era severo en el 60% del grupo I y en el 66% del grupo II (p = NS), y se produjo taponamiento en 36% del grupo I y 38,6% del grupo II (p = NS). Las infecciones pericárdicas específicas (pericarditis tuberculosa y purulenta) fueron más frecuentes en el grupo I (el 5,9 frente al 0,9%; p < 0,05). No encontramos diferencias significativas en la incidencia de derrame pericárdico de etiología idiopática (el 33 frente al 38%) o neoplásica (el 14,4 frente al 10,8%). Durante el seguimiento (96% de pacientes; mediana, 11 meses, rango; 1-58 meses) la mortalidad fue similar en ambos grupos (el 24 frente al 30%), así como la evolución a constricción pericárdica (el 4 frente al 2%), pero la persistencia de derrame fue más frecuente en el grupo II (el 6,3 frente al 14%; p < 0,05).
CONCLUSIÓN: Este estudio sugiere que el derrame pericárdico tiene, en general, una etiología, curso clínico y pronóstico similares en pacientes ancianos respecto a los de la población general. Por tanto, su manejo debería ser similar y cualquier posibilidad etiológica debe ser considerada en el diagnóstico diferencial, con independencia de la edad del paciente.

0300-8932/© 2000 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.