Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2014;67:387-93 - Vol. 67 Núm.05 DOI: 10.1016/j.recesp.2013.09.030

Cronobiología de la muerte en insuficiencia cardiaca

Nuria Ribas a,b,, Maite Domingo c, Paloma Gastelurrutia d, Andreu Ferrero-Gregori e, Pilar Rull f, Mariana Noguero c, Carmen Garcia c, Teresa Puig b,d, Juan Cinca b,c, Antoni Bayes-Genis b,d,g

a Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario Ramón y Cajal, Madrid, España
b Departamento de Medicina, Universidad Autónoma de Barcelona, Barcelona, España
c Servicio de Cardiología, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau i IIB Sant Pau, Barcelona, España
d Grupo de Investigación ICREC, Institut Germans Trias i Pujol, Badalona, Barcelona, España
e Departamento de Epidemiología, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau i IIB Sant Pau, Barcelona, España
f Servicio de Cardiología, Hospital Sant Pau i Santa Tecla, Tarragona, España
g Servicio de Cardiología, Hospital Universitari Germans Trias i Pujol, Badalona, Barcelona, España

Palabras clave

Insuficiencia cardiaca. Mortalidad. Cronobiología.

Resumen

Introducción y objetivos

En la población general, los eventos cardiacos ocurren más frecuentemente durante las primeras horas de la mañana, los lunes y durante el invierno. Sin embargo, la cronobiología de la muerte en la insuficiencia cardiaca no se ha analizado. El objetivo de este estudio es determinar la variabilidad circadiana, de día de la semana y estacional de la mortalidad por cualquier causa en la insuficiencia cardiaca crónica.

Métodos

Se analizó a todos los pacientes consecutivos seguidos en una unidad de insuficiencia cardiaca desde enero de 2003 a diciembre de 2008. El momento circadiano de la muerte se analizó en intervalos de 6 h y se determinó revisando los informes médicos y mediante información aportada por los familiares del paciente.

Resultados

De los 1.196 pacientes (media de edad, 69 ± 13 años; el 62% varones), 418 (34,9%) murieron durante un seguimiento medio de 29 ± 21 meses. Los supervivientes eran más jóvenes, tenían mayores índice de masa corporal, fracción de eyección del ventrículo izquierdo, tasa de filtrado glomerular, hemoglobina y natremia y menores puntuaciones de riesgo de Framingham, valores de fracción aminoterminal del propéptido natriurético tipo B, troponina T y uratos. Recibían con más frecuencia tratamiento con antagonistas de los receptores de la angiotensina II , bloqueadores beta, antagonistas de los receptores mineralocorticoideos, digoxina, nitratos, hidralazina, estatinas, diuréticos de asa y tiacidas. El análisis de la variabilidad circadiana y semanal no reveló diferencias significativas entre los intervalos de 6 h o los días de la semana. La mortalidad fue más frecuente durante el invierno (30,6%) que en otras estaciones (p = 0,024).

Conclusiones

La mortalidad por cualquier causa no sigue un patrón circadiano, pero sí un ritmo estacional, en pacientes con insuficiencia cardiaca. Este hallazgo contrasta con el ritmo circadiano de los eventos cardiovasculares observado en la población general.