Está usted entrando en un web con contenidos médicos
¿Es usted profesional de la salud?

 
Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2018;71:63 - Vol. 71 Núm.02 DOI: 10.1016/j.recesp.2017.08.001

Cardiac vein y vein of heart

Fernando A. Navarro a

a Consejo Editorial, Revista Española de Cardiología

Artículo

Hablábamos el mes pasado en esta sección sobre la acentuación del adjetivo ‘cardíaco’ en español1, y decía yo entonces que expresa relación con el corazón. Para cualquier hispanohablante, en efecto, las expresiones «enfermedad cardíaca» y «enfermedad del corazón» son sinónimas estrictas, y pueden usarse de forma intercambiable.

No ocurre igual en inglés, lengua germánica en la que, por un lado, la distancia lingüística y conceptual que aprecian los hablantes entre cardiac y heart es mucho mayor que la que apreciamos nosotros entre ‘cardíaco’ y ‘corazón’; y por otro, incluso entre médicos especialistas es habitual echar mano de las voces anglosajonas patrimoniales en lugar de recurrir a los tecnicismos de origen grecolatino (lo he comentado ya también en otra ocasión2, a propósito de heart disease). Ello les permite, en algunos casos concretos, especializar el tecnicismo en desuso para dotarlo de un sentido específico del que carecía en las lenguas clásicas de partida y del que carece también en español. Es lo que ha ocurrido con las dos expresiones que me traigo para comentar en esta ocasión: en inglés distinguen entre veins of heart (término genérico para referirse a cualquier vena que recoge la sangre del corazón, incluido el seno coronario; corresponde a las venae cordis de la terminología anatómica internacional) y cardiac veins (término específico para referirse a algunas de las venas más importantes del corazón; corresponde a las venae cardiacae de la terminología anatómica internacional). En español, la traducción literal por «venas del corazón» y «venas cardíacas», respectivamente, resultaría de lo más confuso, puesto que cualquier lector —tanto médico como lego— interpreta en nuestra lengua ambas locuciones como si fueran términos sinónimos estrictos.

En la nomenclatura anatómica española tradicional, lo habitual era llamar «venas del corazón» o «venas cardíacas» (de forma indistinta, insisto) a las veins of heart del inglés, y «venas coronarias» a las principales cardiac veins del inglés; por ejemplo: great cardiac vein (vena coronaria mayor o gran vena coronaria, con más frecuencia que «vena cardíaca magna»), middle cardiac vein (vena coronaria media o vena cardíaca media), small cardiac vein (vena coronaria menor, con más frecuencia que «vena cardíaca menor»). Ahora bien, sí traducimos cardiac vein por «vena cardíaca», no obstante, en el caso concreto de las expresiones anterior cardiac veins (venas cardíacas anteriores) y smallest cardiac veins (venas cardíacas mínimas o venas de Tebesio).

Obra de referencia recomendada: Diccionario de dudas y dificultades de traducción del inglés médico (3.a edición), en la plataforma Cosnautas de consulta en línea: <www.cosnautas.com/es/catalogo/librorojo>

Bibliografía

1. Navarro FA. ¿Cardíaco o cardiaco?. Rev Esp Cardiol. 2018;71:.
2. Navarro FA. Heart disease. Rev Esp Cardiol. 2017;70:137.

0300-8932/© 2018 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.