Revista Española de Cardiología Revista Española de Cardiología
Rev Esp Cardiol. 2018;71:458-65 - Vol. 71 Núm.06 DOI: 10.1016/j.recesp.2017.09.004

Asociación de los factores de riesgo cardiovascular y estilos de vida clásicos con el índice vascular corazón-tobillo en población general mediterránea

Marc Elosua-Bayés a, Ruth Martí-Lluch a,b,c, María del Mar García-Gil a,b, Lourdes Camós a, Marc Comas-Cufí a,b, Jordi Blanch a,b, Anna Ponjoan a,b,c, Lia Alves-Cabratosa a,b, Roberto Elosua d,e, María Grau d,e, Jaume Marrugat d,e,, Rafel Ramos a,b,c,f,

a Institut Universitari d’Investigació en Atenció Primària Jordi Gol (IDIAP Jordi Gol), Barcelona, España
b Grup Investigació en Salut Cardiovascular de Girona (ISV-Girona), Unitat de Recerca en Atenció Primària, Serveis en Atenció Primària, Institut Català de Salut (ICS), Girona, España
c Institut d’Investigació Biomèdica de Girona (IdIBGi), ICS, Girona, España
d Registre Gironí del Cor (REGICOR) Grupo de Investigación en Epidemiología y Genética Cardiovascular (EGEC), Institut Hospital del Mar d’Investigacions Mèdiques (IMIM), Barcelona, España
e CIBER Enfermedades Cardiovasculares, Barcelona, España
f Departament de Ciències Mèdiques, Universitat de Girona, Girona, España

Palabras clave

Rigidez arterial. Arterioesclerosis. Índice vascular corazón-tobillo. Factores de riesgo cardiovascular. Riesgo cardiovascular. Estilos de vida.

Resumen

Introducción y objetivos

El índice vascular corazón-tobillo (CAVI) evalúa la rigidez arterial. El objetivo es describir la distribución del CAVI en una población mediterránea, determinar la proporción de CAVI ≥ 9 según las categorías de riesgo coronario, y evaluar la asociación del CAVI con los factores de riesgo cardiovascular y estilos de vida clásicos.

Métodos

Estudio transversal en la provincia de Girona. El CAVI se ha medido utilizando el VaSera VS-1500.

Resultados

Se incluyó a 2.613 individuos. La prevalencia de CAVI ≥ 9 fue del 46,8% en varones y el 36,0% en mujeres y aumentó significativamente con el riesgo coronario: del 21,1 y el 24,8%, respectivamente, en el grupo con bajo riesgo al 76,7 y el 61,9% en el de alto riesgo. El CAVI aumentó con la edad en ambos sexos y resultó superior en varones. En estos, el CAVI ≥ 9 se asoció con hipertensión (OR = 2,70; IC95%, 1,90-3,87), diabetes (OR = 2,38; IC95%, 1,52-3,78), índice de masa corporal (IMC) ≤ 25 a < 30 (OR = 0,44; IC95%, 0,27-0,72), IMC ≥ 30 (OR = 0,28; IC95%, 0,14-0,58) y actividad física (OR = 0,66; IC95%, 0,47-0,92). En mujeres, se asoció con hipertensión (OR = 2,22; IC95%, 1,59-3,09), hipercolesterolemia (OR = 1,40; IC95%, 1,01-1,94) e IMC ≥ 30 (OR = 0,38; IC95%, 0,20-0,71).

Conclusiones

El CAVI aumenta con la edad y es mayor en varones que en mujeres, y se asocia con factores de riesgo clásicos y con el riesgo coronario. Podría ser un buen biomarcador predictivo, aunque hacen falta estudios que evalúen su relevancia en la estratificación del riesgo cardiovascular.

Artículo

Puede acceder al texto completo de este artículo:

Socios de la Sociedad Española de Cardiología


Suscriptores de Revista Española de Cardiología

Si lo desea puede adquirir este artículo por 30.00 €

Comprar ahora
Suscriptores de ScienceDirect

0300-8932/© 2018 Sociedad Española de Cardiología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados.

Politica de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.